HACIA EL INTERIOR

interiorSe puede nacer en uno de los dos lugares de la mesa. Parece no tener demasiada importancia, pero determina el resto de tu existencia. Me llamo Mary Luz y me gusta mi nombre. Vine a este desagradable e injusto mundo un 9 de Junio de algún año del pasado, que no viene a cuento indicar. Lo que vale de verdad de las personas no es su edad ni el hecho de que tengan o no dinero suficiente. Lo importante es el alma, al menos para mí, y no creo confundirme.
La cuidad elegida para venir a este planeta fue León, una pequeña ciudad de provincias del norte de España, donde hace muchísimo frío. A pesar de nacer en el lado bueno de la mesa, es decir, en una familia de sólida situación económica, mi vida no ha sido ni agradable ni fácil. He conocido el desamor, el odio, la pobreza, el hambre y hasta la mayor de las miserias.
Sin embargo creo en un hombre llamado Jesucristo, y en su Reino. Respeto profundamente a los ateos y mi Dios nada tiene que ver con el de ninguna Iglesia, a quienes también respeto de todo corazón. Doy gracias a mi Señor Jesucristo por la vida tan dura y dolorosa que me tocó en el pasado. Le doy gracias por todo, por los buenos, los malos y los terribles momentos, de una vida, que sinceramente he olvidado. Oí o leí en algún lugar que el pasado está muy lejos, guardado en los Agujeros Negros que existen en el Lejano Universo. Su origen son gigantescas estrellas que tienen tanta energía, que se consumen y se convierten en inmensos espacios oscuros, cuya gravedad es tan increíblemente intensa que todo lo que se acerca a ellos queda aplastado en sus extremos. Pues bien, si el pasado de todos nosotros está allí guardado, dejémosle tranquilo. ¿Para qué recordar?
Ahora soy feliz, desde hace unos 2 o 3 meses. Me gusta mi vida y me encanta divertirme, sonreír, bailar, y muchas cosas más, entre las cuales, está claro, la poesía. Nada más importante que saber de mi paso por este mundo, que puede ser maravilloso o terrible.
Sé positivamente que mi vida es hermosa. No le tengo miedo a la muerte, porque creo que es bastante más difícil vivir. Ignoro si me queda mucho o poco tiempo, y tampoco me preocupa. Vivo el presente y doy gracias a Dios por las cosas más sencillas, como darme una ducha de agua caliente y poder ponerme después ropa limpia. O simplemente abrir los ojos y despertar a un nuevo día, sin que me duela nada, o por poder tomar un café por las mañanas. Creo en la libertad y en la ternura, pero no en tanta basura que se cuela por todos los rincones, con la falsa apariencia de llamar a eso libertad.

Fecha de lanzamiento:Junio de 2014

Tipo: Poesía

P.V.P. libro: 12.50€

P.V.P. ebook: 2.50€

ENLACES PATROCINADOS: www.edicionesalbores.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: